Han pasado unas horas desde que tus líneas leí,
he de aceptar que después de esa respuesta tuya
te siento más cerca de lo que había imaginado
permíteme por favor confesarte frente a esta fría pantalla
lo que llevo encerrado dentro de mí…
Anhelo poderte abrazar en esta cama,
no sólo busco el encuentro resultante de entre dos cuerpos,
sino verdaderamente llegar a tocar tu alma,
no sólo brindarte una caricia en la mejilla
sino tocar la verdadera esencia de tu ser.

Permíteme que veas el mundo a través de mis ojos
así como deseo que me enseñes tu perspectiva de las cosas,
brindarnos todo ese soporte que nos ayude a crecer
a volvernos uno por las noches para de este modo fortalecernos
para la vida del día a día que hemos de llevar.

Perdona esta cobardía mía, para de este modo decirte las cosas,
pero en realidad te haz convertido en parte integral de mi vida,
creando esta necesidad de sentirte cercana en todo momento
a momentos en estas frías noches, te siento a mi lado
me volteo y sólo tu ausencia se encuentra en realidad.

Extraño esas charlas nocturnas que solíamos realizar,
lo francos que podemos ser el uno con el otro
ese TE AMO, que cerraba mis noches para colarme en tus sueños,
que son tan míos como tuyos porque estamos juntos,
el soñar que al final de cada día, te encuentras entre mis brazos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s