Después de todos estos años,
de tantas situaciones vividas por separado
volvemos a encontrarnos en este momento
tan presente para ambos que lo haz de recordar
bienvenida seas nuevamente en este momento llamado vida.

No pretendo repetir acciones del pasado,
ni revivir viejos recuerdos entre nosotros,
me parece que estamos aquí por otras cuestiones
situaciones que nos pasan en el día a día
necesitando de alguien que te escuche
y si es necesario pueda brindarte de consejo.

Cosas extrañas suceden en mi vida
y creo que en la de todos y más en estos momentos
que parecen tan ajenos a lo alguna vez concebido,
presagiando momentos de cambio que se percibimos
sin querer en realidad aceptarles por completo.

Buscamos cosas completamente semejantes,
aunque pareciera que de principio no lo son
sabes que somos complices de los mismos delitos,
mismos que nos cuesta trabajo encontrar en otros lugares
en otras personas y, que nos hace dudar de su veracidad.

Anuncios

Después del polvo…

Tanto silencio que ha existido entre nosotros,
el polvo existente por el tiempo en el que nos hemos separado
después de tantas lunas hemos vuelto a encontrarnos,
pareciera que el mundo volviera a conspirar a mi favor,
no negaré que es algo que había deseado con demasiada intensidad
y esta curiosa fría tarde de Octubre ocurrió…

Sólo unos segundos, en el que nos cruzamos,
encontrando nuestras miradas, teniendo ese silencio,
el nervio corría por mis venas, royendo viejos recuerdos…
que después de tanto creí que estaban más que olvidados,
enterrados en un pasado emergiendo en tiempo presente,
de pronto todo se movía tan atemporal que pensar me costo.

Ese silencio fue roto por unas cortas palabras,
que sonaron tan atropelladas como tu mismo caminar,
que en un principio parecía acompasado, hasta ese momento
muchas memorias, cosas buenas, cosas malas…
los viejos trucos que la mente humana tiene no me dominarón,
todo salió a flote, los viejos recuerdos… lo malo y lo bueno.

Claro me queda que todo tiene un sentido en esta vida,
necesitaba que esto sucediera, sacar todo esto que me quedaba,
exorcisar esos viejos demonios que en los sueños me rondaban,
poder al fin liberarme de ello, para así seguir adelante…

Todo siempre cae

Como siempre, todo cae por su propio peso, las murallas que la gente llega a construir a su alrededor, los falsos dioses que llegamos a adorar en otras personas, tanto así que les edificamos demasiado alto, para después darnos cuenta de que no eran lo que realmente esperamos que fueran o que sencillamente son humanos (incluso más) de lo que podemos llegar a creer.

Así llega algunas veces a suceder, todo por su peso cae, gente viene y gente se va de tu vida, algunas veces unos se quedan, durante un tiempo, mientras que otros se quedan para siempre.

Cosas curiosas son las que han sucedido de unos días para acá, pero en realidad, he de seguir experimentando múltiples cambios con respecto a todo lo que en mi vida “cotidiana” si así le pudiera llamar, hoy alguien me dijo que si esa persona era psyco dentro de mi vida, a lo que le dije que no, porque estuvimos charlando sobre cuestiones y personas que han llegado a mi vida, y todas ellas pudieran caer dentro de ese concepto de ser psyco, todos tenemos momentos de ser Psyco, pero hay personas que se quedan estancadas en esos momentos. Y sencillamente no dan el siguiente paso, mientras que hay otras que se entercan en querer por fuerza hacer las cosas y a fuerza bien reza el dicho que ni los zapatos entran.

Bueno creo que ya estoy divagando demasiado en esta madrugada, pero creo que ya sabrán a que me refiero con que todo siempre cae…